Metales pesados: ¿Cómo nos afectan?

eliminar metales pesados

Los metales pesados en el cuerpo tienen su función pero hay que tener cuidado con una sobreexposición a ellos.

Para bien o para mal existen materiales que se consideran pesados, cuyo nombre ya nos hace temblar porque parecen malos, que nos acompañan porque forman parte de muchas de las cosas que nos rodean, incluso de nuestra propia vida. Algunos de estos materiales son indispensables para que podamos vivir, aunque nos parezca lo contrario.

Existen diferentes metales pesados en el cuerpo que son de gran importancia para nuestra salud. Si no estuvieran tendríamos que introducirlos en el organismo para estar bien pero, cuando hay demasiada cantidad, también pueden ser malos para nuestra salud.

El efecto de los metales pesados en el cuerpo

Los metales pesados se encuentran dentro de nuestro cuerpo y tienen su importancia en el buen funcionamiento del mismo. Estos metales pesados son, en realidad, elementos químicos que podemos introducir mediante la dieta.

Algunos de ellos son muy conocidos como el potasio, el magnesio o el hierro. Otros son menos conocidos pero también son importantes para mantener la vida. Eso sí, cuando se encuentran en nuestro cuerpo en grandes cantidades hay que tener cuidado porque pueden resultar peligrosos.

Metales pesados en el cuerpo

Efectos negativos de los metales pesados en la salud

A lo largo de nuestra vida podemos entrar en contacto con metales pesados de diferentes maneras. Aunque en cantidades reducidas no son malos, al contrario, los necesitamos para mantener una salud fuerte pero que en el cuerpo entren grandes cantidades puede causar el efecto contrario y ser negativos para la salud. No solo que tengan efectos nocivos para nuestro cuerpo sino que resultan muy complicados de eliminar una vez introducidos en nuestro cuerpo.

Enfermedades como el cáncer, al autismo o el alzheimer están entre las que pueden aparecer debido a la presencia de metales pesados en el cuerpo en grandes cantidades. Hay que tener mucho cuidado y vigilar bien la concentración de estos metales en el cuerpo.

¿Se pueden eliminar?

La realidad es que, una vez que se tengan metales pesados en el cuerpo, es muy complicado poder eliminarlos. Lo mejor es intentar no exponerse a ellos en la medida en que sea posible. Existen algunos remedios naturales que pueden ayudar como tomar cilantro, verduras como el brócoli o el apio e introducir en nuestro organismo vitamina C.

Hay que tener cuidado con la alimentación que llevamos. Los alimentos ecológicos están muy de moda y no solo porque llamen la atención de muchas personas. Muchos de los metales pesados introducidos en el cuerpo es debido a la dieta que llevamos. Alimentos como las frutas y las verduras pueden ir cargadas si están plantadas en suelos que están plagados de estos elementos o son alimentos con los que se han usado con ellos abonos artificiales.

La falta de algunos metales también es malo

En el equilibrio está siempre lo mejor. Es malo que haya mucho pero también la falta de algunos de los metales pesados puede ser malo para la salud. Por ejemplo, es el caso del cobre. Este elemento es importante para tener huesos fuertes y mantener la cantidad de glóbulos rojos que el cuerpo necesita. Si nos faltara el cobre podríamos sufrir de anemia. También es bueno para luchar contra el estrés y el proceso de envejecimiento.

Para evitar estos problemas se puede utilizar pulseras de cobre ya que la pulsera lleva este metal y se irá repartiendo por el cuerpo gracias al sistema circulatorio. Para personas que practican deporte, mayores y mujeres con menopausia la pulsera de cobre es una solución para ayudar con los problemas de los huesos.

Aunque nunca hay que dejar de lado consultar con un médico experto, el uso de la pulsera de cobre, puede ayudar en tratamientos para infecciones.

Be the first to comment on "Metales pesados: ¿Cómo nos afectan?"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


error: